Los representantes de esta familia son mariposas de tamaño grande a muy grande (para los tamaños europeos), de colores llamativos y de escaso dimorfismo sexual. Frecuentemente presentan colas o apéndices en las alas posteriores. Tienen tres pares de patas aptas para la marcha. Las especies ibéricas carecen de verdadera androconia en sus alas. Algunas orugas de esta familia tienen una glándula situada detrás de la cabeza llamada osmeterium, que evaginan cuando son amenazadas, y que posee un olor y sabor desagradables. Especies como el apolo y el arlequín tienen una sola generación de vuelo anual, mientras que las otras dos especies representadas tienen más de una. Está familia está compuesta por dos subfamilias en nuestra región: Papilioninae y Parnassiinae. Este grupo familiar es muy cosmopolita, con aproximadamente 600 taxones en todo el mundo, 13 en Europa, 6 en la Península Ibérica y 4 en la Comunidad de Madrid.

 

Papilionidae

latreille, 1802